Tag Archive for ética

INGENUIDAD Y COBARDÍA por Xavier Bayle

El genocidio contra las no humanas tiene paralelismos históricos humanos, la conciencia del entorno de las víctimas; sin embargo, no prevé su destino impuesto, ¿es ello un motivo para continuar sometiéndolas?”

ETHICALMAGAZINE1232Defendiendo la superioridad de la raza caucásica, las neonazis contemporáneas, y las que provocaron el genocidio europeo, acusan a las judías de cobardes por la poca oposición que interpusieron. “No se defendieron como humanas, merecían morir como animales”, alegan las detractoras, ejemplificando que, en algunos campos, poblaciones de 2.000 prisioneras no supieron sublevarse ante un número de vigilantes no superior a 40 individuas.

Europa era -y es- racista; ello la convertía en un campo de concentración donde el desasosiego de las prisioneras, la flaqueza del hambre, la incertidumbre, la nula esperanza y la incredulidad de que algo tan perverso pudiera estar sucediendo, las paralizaba. Existía también la creencia de la imperiosa necesidad de explotar a dichas personas para beneficio de la guerra y el Reich, el consuelo ingenuo de las prisioneras de que vivirían si trabajaban bien. » Read more

ENTREVISTA A PAOLO SAPIO por Concha López

Entrevistamos a Paolo Sapio, fotógrafo e ilustrador, que busca a través de sus dibujos y fotografías exteriorizar su estado de ánimo, sus preocupaciones, y con ello concienciar sobre desafíos que no solo le afectan a él, sino a todos”

CL: ¿Es tu arte una forma de activismo?

PS: Antes de nada, agradezco que se considere arte. Me demuestra que, además de ver las imágenes, llegan el espíritu y el mensaje que llevan dentro. » Read more

“TABACO Y ANIMALES” por Sara Martín Blanco

Cada día, las grandes empresas tabacaleras llevan a cabo repetidos experimentos tortuosos con miles de animales antes de lanzar sus productos al mercado. Existen, sin embargo, algunas marcas éticas de tabaco natural, libres de testeo.

Galeno de Pérgamo (Grecia, 130 – Roma, 200) fue el primer médico que utilizó animales para sus estudios de fisiología y anatomía. En Sobre la localización de enfermedades [1] y en De vivorum dissectione [2] (Sobre la disección de los animales vivos), Galeno expuso todos sus conocimientos adquiridos mediante esta técnica. Desde entonces, la ciencia ha basado incontables descubrimientos en la experimentación animal. No fue hasta 1824 que, atendiendo a la crueldad a la que eran sometidos los animales en las prácticas científicas, se creó en el Reino Unido la Royal Society for the Prevention of Cruelty to Animals [3] (la Real Sociedad para la Prevención de la Crueldad con los Animales), la primera asociación antivivisección del mundo.

Unos años más tarde, en 1959, y con el mismo objetivo de minimizar el sufrimiento animal, el microbiólogo Rex L. Burch y el zoólogo William S. Russell propusieron lo que en la historia ha pasado a conocerse como el principio de las “tres erres”; a saber, la adopción de prácticas experimentales basadas en el Reemplazamiento de los animales por técnicas in vitro, la Reducción del número de animales utilizados en la experimentación y el Refinamiento de los experimentos para minimizar el sufrimiento [4].

La vivisección se ha justificado siempre por los beneficios que ha proporcionado al bienestar humano, pero no siempre ha sido así. El caso de la poliomielitis y el de la talidomida son algunos ejemplos en los que el modelo animal se reveló como nefasto [5]. Sin embargo, el caso que mejor lo ejemplifica es el de las compañías tabacaleras.

El tabaco

Con el objetivo de bloquear las iniciativas gubernamentales que restringían el uso del tabaco, así como las recomendaciones médicas que incitaban a dejar de lado el hábito de fumar, las grandes tabacaleras iniciaron, en los años sesenta, una serie de experimentos con animales que intentaban demostrar la no vinculación entre el humo del tabaco y el cáncer de pulmón. De hecho, las tabacaleras lograron engañar al público consumidor durante un tiempo, al demostrar que los animales empleados no desarrollaban ningún tipo de cáncer. La verdad, finalmente revelada, es que los ratones, ratas, perros y otros animales, no desarrollan cáncer en sus pulmones como sucede en el caso humano; por esto, solo los estudios epidemiológicos y clínicos en humanos revelan las enfermedades que están relacionadas con el consumo de tabaco. En la actualidad, a pesar de ello, los experimentos con animales ejercidos por las grandes tabacaleras continúan teniendo lugar diariamente.

Un cigarrillo, una tortura

Algunas de las grandes empresas tabacaleras como R. J. Reynolds, Smoking Research Foundation (financiada en un 87% por Japan Tobacco), Philip Morris (fabricante de Marlboro), Manchester Tobacco, UK Tobacci Manufacturers Association, Liggett & Myers (fabricante de Chesterfield y L&M), entre otras, han sido denunciadas por utilizar métodos de testeo con animales [6]. Algunas de las prácticas a las que son sometidos en los experimentos tabacaleros son las siguientes [7]:

-       Abrir un agujero en la garganta de los animales (especialmente, de los Beagles) para forzarlos a respirar humo de tabaco concentrado durante un año

-       Inserción de electrodos en los penes de los perros para comprobar los efectos del tabaco en el funcionamiento sexual

-       Sujeción de máscaras, mediante correas, en la cara de monos, ratas y ratones con el fin de obligarles a respirar humo del tabaco

-       Exponer a los perros, de manera crónica y forzada, delante de ventiladores eléctricos para que respiren el humo del tabaco

-       Inmovilizar a monos Rhesus en sillas con dispositivos cerebrales (electrodos o agujas estereotáxicas) para exponerles a la nicotina y la cafeína, comprobando así si les afecta en la respiración

Parece que el acto de fumar no solo es nocivo para la salud del consumidor, sino que además, esconde tras de sí actos tortuosos para con algunas vidas animales.

¿Qué puede hacer una persona que fuma ante esta situación?

Un cigarro sin tortura

Si hacemos referencia únicamente al bienestar de quien consume, la situación más beneficiosa sería dejar de fumar. Sin embargo, para quien decida encender un cigarrillo, es menester que sepa que existe una alternativa a la tortura: la no tortura.

Afortunadamente, existen marcas de tabaco que están libres de las prácticas experimentales a las que se ha hecho referencia: Manitou, Natural Amercican Spirit, Domingo, Pepe, Pueblo, Salsa, Ketama, Flandria Sauvage y Origenes son algunas de estas marcas. Para un consumo responsable, hay que fijarse en si el tabaco que se decide comprar lleva aditivos, ya que estos han de ser testados antes de poder ser vendidos. Es decir, la añadidura de aditivos implica que, previamente, ha habido todo un proceso de prácticas tortuosas con animales en los laboratorios. En cambio, todo aquel que esté libre de aditivos, está libre de tortura.


[1] GALENO (1997): Sobre la localización de enfermedades, Gredos, Madrid.

[2] Texto perdido perteneciente a Galeno. Él mismo hace referencia a los capítulos III y IV en su obra posterior Sobre la localización de enfermedades.

[3] Véase http://en.m.wikipedia.org/wiki/RSPCA

[4] Véase http://www.greenfacts.org/es/glosario/pqrs/principio-tres-erres.htm

[5] DE LORA, PABLO (2003): Justicia para los animales. La ética más allá de la humanidad, Alianza, Madrid.

[6] Véase http://www.masquepeludos.es/?p=8708

[7] Véanse:-  http://www.perros.com/foros/general/la-terraza/–cuanto-cuesta-tu-cigarrillo-tabacaleras-y-experimentacion-animal–entre-esto-y-la-crisis-a-ver-si-conseguimos-que-mas-gente-deje-de-fumar-.html

-          http://sinedieblog.wordpress.com/2013/07/12/tabaco-no-testado-en-animales/

EXPERIMENTACIÓN ANIMAL, por María González Sola

La experimentación animal se basa en una contradicción lógica. Si preguntamos a cualquier científico que se dedique a ello nos dirá que se experimenta en animales porque son iguales a nosotros, y por lo tanto, los resultados obtenidos de esta experimentación son extrapolables, pero si por el contrario, les preguntamos por qué consideran ético experimentar en animales siendo tan parecidos a nosotros, nos dirán que no son tan parecidos.

“La cuestión no es ¿pueden razonar? o ¿pueden hablar?, sino ¿pueden sufrir?”. Jeremy Bentham.

experimentacion1Cuando un animal toma una decisión, como meterse en el agua cuando tiene calor, lo achacamos al instinto y no a la consecuencia de una serie de razonamientos derivados de experiencias pasadas y gustos personales. Si esa misma decisión la toma un niño, lo achacamos a un complejo razonamiento y a una valoración en la que entraron otras opciones, como podría ser resguardarse a la sombra. Si nos ceñimos a la definición de instinto, ésta incluye la influencia de los genes de su especie como determinantes de la solución que un individuo da para resolver una necesidad, lo que nos llevaría a pensar que dos individuos de una misma familia y con unas experiencias similares vividas, deberían responder de la misma forma a una necesidad, y sin embargo, no sucede así.

En cuanto a la supuesta superioridad del ser humano por el hecho de poseer la capacidad de hablar, debemos decir que es un criterio elegido de forma totalmente arbitraria, ya que hay animales de otras especies que son capaces de reconocer el lugar donde nacieron hace 30 años con una exactitud que asombra, otros son capaces de volar o pueden detectar objetos u otros animales » Read more

MAMÍFERAS. PRIMATES. ÉTICAS. por Xavier Bayle

Otra de las líneas divisorias excluyentes a la hora de otorgar derechos a los animales es el concepto de deberes y obligaciones, argumento banal que elude precisamente algo más importante, la vida, la integridad y la libertad de las individuas.

En los 60, Desmond Morris afirmaba que somos, esencialmente, una especie cultural, económica y política. Hoy demostramos que otras especies mantienen comportamientos económicos y generan cultura y aprendizaje, así como estructuras que podríamos denominar de carácter político. Pero lo que más nos separa es, quizás, además de la ecoilogia, la ética. Otros animales sienten vergüenza, concepto del bien/mal o conciencia de las consecuencias de los actos, pero nosotras somos animales eminentemente éticos,  porque también somos la especie con menos escrúpulos. » Read more

ENTREVISTA A ALBERTO PELÁEZ

Alberto Peláez: El campeón del “No como animales” 

En las últimas dos temporadas, Alberto ha ganado varias ultramaratones, entre ellas algunas tan prestigiosas como la Diezmildelsoplao (124km), la Tinelux Extreme (105km), y los dos años la Lavatrail de Lanzarote. Son sólo algunos ejemplos, porque su palmarés es muy extenso y cuando compite es habitual verle en el podio.

CL: ¿Qué implica para un deportista de élite llevar su ética a todos los ámbitos de su vida? » Read more

“DOMESTICACIÓN ES ESCLAVIZACIÓN” por Cristina Izquierdo

La especie humana se ha autoproclamado superior a todas las demás, arrogándose el derecho a someter y manipular al resto de animales mediante prácticas como la domesticación, que les despoja de su libertad para convertirlos en esclavos.

A través de la cría selectiva y el confinamiento, el ser humano ha moldeado las características físicas y psicológicas de diversas especies animales con el fin de convertirlas en recursos que explotar y usar en su propio beneficio, ya sea como alimento, vestimenta, compañía o cualquier otro propósito. Este proceso de sometimiento forzoso es lo que conocemos como “domesticación”. Los animales domesticados pasan a ser completamente dependientes de sus “dueños”, pues quedan imposibilitados para sobrevivir en libertad y prosperar por sus propios medios. Los consideramos propiedades, tomamos el control de sus vidas y disponemos de ellas a nuestro antojo. La domesticación es el camino directo hacia la esclavización de millones de individuos, generación tras generación. Todos ellos son descendientes de ancestros salvajes que, en un momento dado, fueron arrancados de su hábitat natural para atraparlos en un círculo de cautiverio sin fin. No son animales domésticos sino domesticados, es decir, seres cuya naturaleza original fue pervertida en aras de satisfacer los intereses humanos; esclavos sin esperanza de liberación. » Read more