“SARAH NEUFELD: SOLO VIOLÍN” por Carlos Vicent

Canadá es un país que acostumbra a regalarnos los oídos con músicos ciertamente especiales. De allí es precisamente la violinista Sarah Neufeld, conocida sobre todo por su trabajo en la masiva banda de rock Arcade Fire, pero ante todo, una prolífica intérprete y creciente compositora, con un rango tan amplio como difícil de encuadrar.

Foto: EhBSeasides

Para entender la trayectoria de la artista, es importante saber que nació en la Isla de Vancouver y empezó a tocar a la temprana edad de tres años. De ese modo, compaginó el método Suzuki para violín clásico con la danza, a la que dedicó doce años. En su adolescencia, cambió las cuatro cuerdas del violín por las seis de la guitarra y empezó a tocar en bandas de Rock. Posteriormente, estudiaría Jazz, Electroacústica y Composición en la Universidad Concordia, en Montreal. El paso del tiempo le hizo retornar a su instrumento inicial con una perspectiva renovada. La canadiense siempre percibió el violín como una extensión de su voz, así que decidió explorar las posibilidades expresivas inherentes a él sin importar el contexto en el que tradicionalmente se ubica a los instrumentos de cuerda, haciendo música libre de raíces y estereotipos.

Sus influencias personales incluyen desde clásicos contemporáneos como Bela Bartok, Arthur Russell o Steve Reich, música electrónica como Boards of Canada o Aphex Twin, o conjuntos de avant folk e indie rock. Es, por tanto, natural que todos los proyectos en que ha estado implicada sean diferentes. Forma parte junto a Richard Reed Parry  del grupo de música instrumental contemporánea Bell Orchestre, con el que ha publicado dos LPs paralelamente a su trabajo en Arcade Fire. También ha participado activamente en grabaciones y giras de otras bandas como The Luyas, Snailhouse, Esmerine o Little Scream.

Después de escribir junto a su marido y compañero de Arcade Fire, Colin Stenson, material para algunas bandas sonoras (como el film Blue Caprice), ha plasmado finalmente sus improvisaciones espontáneas y sus hipnóticas melodías en un primer trabajo en solitario. Esta vez firmado con su nombre y  con Hero Brother por título. El álbum vio la luz el pasado 20 de agosto a través de Constellation Records. Basado fundamentalmente en piezas para violín solo, aunque también alberga ocasionales pinceladas de otros instrumentos como el armonio o el piano. Las sesiones de grabación tuvieron lugar durante diez días en Berlín, donde el pianista Nils Frahm ejerció las labores de producción. Con la pretensión de sonar lo más orgánico posible, han usado espacios con diferentes propiedades acústicas. En algunos casos de corte tradicional, como el estudio de grabación orquestal P4, y en otros un tanto inusuales, como un domo geodésico abandonado o un aparcamiento subterráneo, donde además de aprovechar la reverberación natural, han usado el sonido de la gente pasando por el piso superior o el impacto del viento. Un disco precioso, intimista, con inevitables aires de banda sonora que, a pesar de no proponer una piezas con estructuras tradicionales de canción (abundan las melodías de carácter circular y repetitivo), se disfruta sin esfuerzo desde la primera escucha. Durante 2014 estará girando para presentarlo; esperemos poder disfrutar de su música pronto en las salas de concierto.

DISCOGRAFÍA

  • Sarah Neufeld “Hero Brother” 2013”
  • The Luyas “Animator” 2012
  • Esmerine “La lechuza” 2011
  • The Luyas “Too beautiful to work” 2011
  • Arcade Fire “The Suburbs” 2010
  • Bell Orchestre “As seen through windows” 2009
  • Snailhouse “Lies on the Prize” 2008
  • Arcade Fire “Neon Bible” 2007
  • Bell Orchestre “Recording a tape the color of the light” 2005
  • Arcade Fire “Funeral” 2004

¿QUIERES LEERLO EN FORMATO REVISTA? ¡CLICA AQUÍ!