PIZZA VEGANA CON ALBÓNDIGAS por Laura Kohan

Todos tenemos días en los que el cuerpo nos pide calorías y carbohidratos. Son días en los que buscamos comida que nos caliente el estómago y el corazón, llenándonos el cerebro de endorfinas. Con esta pizza tendremos todo eso y más….

Foto: Laura Kohan

Foto: Laura Kohan

Ingredientes:

  • Masa de pizza (a ser posible casera)
  • Queso vegano que funda (mi favorito en esta receta es el SATURN ahumado de Divina Teresa)
  • Calabacín
  • Cebolla
  • Pimiento rojo

Salsa de tomate cruda:

  • Passata de tomate (o tomate triturado fresco)
  • Ajo
  • Orégano
  • Tomillo
  • Pimienta negra
  • Sal marina
  • Aceite de oliva virgen

Albóndigas (mejor hacer la masa el día anterior):

  • 100 grs. de soja texturizada fina
  • Caldo de verduras (o agua con sal)
  • 2 cucharadas de lino molido
  • 50 grs. de nueces picaditas
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de perejil fresco picado
  • Un toque de comino y pimienta
  • Tamari
  • Pan rallado (o pan remojado en leche vegetal)
  • Harina de garbanzo o maíz (opcional si queremos hacerlas libres de gluten)

Elaboración:

1- Preparamos las albóndigas:

Hidratamos la soja durante una hora en caldo de verduras muy caliente. Mezclamos el lino molido con 4 cucharadas de agua y dejamos reposar  al menos 5 minutos. Escurrimos bien la soja texturizada y mezclamos con las nueces picadas, el ajo, el perejil, el comino y la pimienta. Rociamos con tamari al gusto (no hace falta poner sal después).  Incorporamos el lino gelatinizado y mezclamos bien. Vamos añadiendo el pan rallado o las harinas de maíz o garbanzos hasta que tengamos una masa compacta y que permita hacer bolas. Dejamos enfriar un rato que la masa se compacte todavía más. Después formamos bolas, las pasamos x pan rallado o harina de maíz y las freímos en aceite de oliva para hacerles costra. No hace falta freírlas en mucho aceite ni que estén mucho rato porque van a terminar de hacerse sobre la pizza. Podéis elegir el tamaño de la albóndiga en función de vuestro gusto por las cosas grandes J

2- Preparamos la salsa de tomate:

Mezclamos la passata de tomate con el ajo, el orégano, el tomillo, la pimienta y le ponemos un toque de sal y un chorrito de aceite de oliva virgen.

3- Montamos la pizza:

Antes de montar la pizza pasamos las rodajas (no muy finas) de calabacín por la plancha muy caliente 1 minuto. Cortamos la cebolla y el pimiento en tiras y los pochamos 3 minutos en un  poco de aceite de oliva.

Estiramos la masa de la pizza. Con una cuchara extendemos la salsa de tomate por toda la superficie. Extendemos una buena capa de queso vegano rallado o en lonchitas. Distribuimos por encima las verduras. Colocamos las albóndigas sobre la pizza y metemos al horno precalentado (180 ºC).

No necesita mucho rato en el horno porque los ingredientes están casi hechos y la masa si no es muy gruesa estará lista en unos 10 minutos.

Esto ya es un plato completo en sí mismo pero para hacerlo perfecto podemos acompañar esta pizza con una ensaladita de hojas verdes J