“LA ESCLAVITUD DEL CACAO” por Sara Martín Blanco

El cacao, esa deliciosa materia prima agrícola tan importante para el comercio internacional, esconde tras de sí un lado amargo y oscuro: la esclavitud y la explotación de los productores y de los más pequeños, los menores.

cacao1EL ÁRBOL

Theobroma1 Cacao L. es el nombre científico que recibe el árbol del que se extrae la deliciosa “comida de los dioses”(1): el chocolate. Los frutos de este árbol, originario de las selvas de América Central y del Sur, eran utilizados por los aztecas como moneda y, también, como bebida. Posteriormente a la colonización de América por Cristóbal Colón, la fórmula de esta bebida amarga llegó, a través de Hernán Cortés, a las manos del Rey Carlos V. En España, con todo, con el fin de mejorar el sabor, se añadió azúcar y se calentaron los ingredientes, modificando, así, la receta original. Tras la invención de la primera prensa para extraer la manteca de cacao (1828), comenzaron a aparecer, en Suiza, el delicioso chocolate sólido y el chocolate con leche.

El árbol del cacao puede llegar a vivir hasta 100 años, produciendo frutos constantemente (aunque la media de la vida económica es de 50 años), y sus plantas, pueden dar desde 100 a 400 frutos, los cuales son recogidos dos veces al año. El rendimiento anual de una sola planta es de 3 kg de semillas, lo que equivale a 1kg de semillas secas(2).

LA PRODUCCIÓN DE CACAO

El 87% de la producción total de cacao está geográficamente concentrada en unos 6 países: Costa de Marfil, Ghana, Indonesia, Nigeria, Brasil y Camerún. África es el continente que más producción de cacao aporta al mercado internacional (más del 65%), y después América Central y del Sur (13%). No es casualidad que la totalidad de la producción mundial del cacao se concentre en los países del Sur, mientras que su transformación tenga lugar en los países del Norte, especialmente en la UE o USA(3).

Actualmente, el 90% de la producción mundial del cacao se desarrolla en las familias de campesinos, que cuentan con escasos recursos y unas nefastas condiciones, a diferencia, por ejemplo, de la situación de los trabajadores en la industria de fabricación del chocolate: el cultivo del cacao no sólo supone un fuerte impacto para el medio ambiente y la salud humana (así lo demostraron varios grupos de investigación como Ethical consumer, Pesticides Action Network o la Royal Society for the Protection of Birds), sino que, además, se dan numerosos casos de explotación laboral a trabajadores y a niños.

LA EXPLOTACIÓN INFANTIL

Se calcula que alrededor de 300.000 niños, de entre 5 y 17 años, trabajan en las plantaciones de cacao(4), la mayoría de los cuales son vendidos como esclavos: el precio, 20€.

En el cultivo del cacao, niños y niñas se ven obligados a realizar sobreesfuerzos físicos, como son, por ejemplo, el trabajo que implica clarear los campos, mantener los árboles del cacao, escardar y aplicar pesticidas (sin protección). Además, todos estos menores están diariamente expuestos al maltrato, a la explotación infantil, a las repercusiones causadas por los pesticidas y a las heridas de machetes con los que trabajan.

Tanto la ONU como UNICEF, ya expresaron su preocupación por esta deplorable situación, y la OIT (Organización Mundial del Trabajo) aportó también documentación acerca de las violaciones de los derechos básicos a los que se ven sometidos niños, niñas y mujeres, fuente de trabajo barata y eficiente5. Asimismo, hay constancia documental de abusos físicos, así lo declara el director de Save for Children Canadá: “Yo lo sé. Nosotros hemos visto niños y niñas que habían sido golpeados y volvían a Malí”(6).

LOS BENEFICIOS ECONÓMICOS

Según datos de la Asociación Europea de Organizaciones de Comercio Justo, los productores, familias y niños/as que trabajan en la producción del cacao, reciben tan solo el 5% de su precio final, remuneración con la que no pueden cubrir los gastos del trabajo de producción, mientras que la industria y las grandes sociedades comerciales reciben más del 70% del total. El beneficio restante va a parar al transporte(7). Las seis corporaciones transnacionales del sector del cacao, Mars inc., Nestlé, Hershey Foods, Cadbury Schwepps, Ferrero, y Kraft Foods, tienen un nivel de ventas de 30.300 millones de dólares (superior al PIB de Ecuador, con 26.900 millones de dólares).

LAS GRANDES MARCAS

En España, las principales marcas importadoras y procesadoras del cacao son Natra Cacao S.L., (Valencia), Extractos Natra (Valencia), y Nederland S.A., (Barcelona). En cuanto a las grandes marcas del mercado de los productos de cacao, encontramos a Nestlé a la cabeza (Nestlé, Milkybar, Crunch, Kit Kat, Smarties), seguida de Mars (Mars, M&M’s, Twix), Altria (Milka, Cote D’Or, Suchard, Toblerone), Lindt (Lindt, Excellence), Cantalou S.A (Elgorriga, Cemoi), Chocolates Valor S.A (Valor), Zahor S.A. (Zahor), Borras S.L. (Kingbor), Nutrexpa (Cola Cao, Nocilla, OK, Phoskitos), Chocolates Hosta Dulcinea S.A (Dulcinea, Gröthe), y Lacasa S.A (Bombón Sport, Lacasitos, Conguitos).

LAS CORPORACIONES ANTE LA EXPLOTACIÓN

Los campesinos, al no pertenecer a ninguna de las empresas de las corporaciones transnacionales, quedan totalmente desamparados ante dicha situación de injusticia y explotación. Las grandes corporaciones esgrimían argumentos en su defensa al explicar que, aunque comprasen directamente el cacao a sus productores, estos no podían estar amparados por sus códigos de conducta al no pertenecer a sus empresas. Del mismo modo, exponían que no podían garantizar normas de conductas de empresas subcontratadas.

Por todo ello, cuando salieron a la luz informes de investigación que demostraban los casos de explotación infantil en las plantaciones de cacao en la Costa de Marfil, en USA se propuso una iniciativa que abogaba por una ley en contra de la compra de chocolates producidos por menores esclavos. Ante esta situación, las grandes corporativas realizaron una campaña intensiva en contra de esta ley, la cual les obligaba a tener una certificación que garantizase que sus productos eran libres de trabajo esclavo: los famosos casos de Nestlé, Ferrero y M&M’s-Mars.

 REFERENCIAS

  1. Theobroma significa, en griego, “comida de los dioses”.
  2. http://www.ideas.coop/descargas/cat_view/40-investigacion/43-boletines-observatorio.html
  3. Ibidem
  4. http://www.pobrezamundial.com/la-explotacion-infantil-en-las-plantaciones-de-cacao/
  5. http://www.ideas.coop/descargas/cat_view/40-investigacion/43-boletines-observatorio.html
  6. Tryon, J. (2002): Cocoa made whith sweat of child labour: study.
  7. https://www.youtube.com/watch?v=6BQzpavKmlE
  8. http://www.ideas.coop/descargas/cat_view/40-investigacion/43-boletines-observatorio.html


¿QUIERES LEERLO EN FORMATO REVISTA? ¡CLICA AQUÍ!