ESPIRULINA: LA PROTEÍNA MÁS VERDE por Luis García

Hablar de alimentos vegetales ricos en proteínas nos obliga a hablar de la espirulina, que posee una proteína de alto valor biológico y con todos los aminoácidos esenciales. No es casualidad que sea utilizada por deportistas. Es la reina de las proteínas vegetales, por encima de las legumbres. Además, al ser de origen vegetal, no contiene colesterol ni grasas saturadas.

spirulina_blog

La espirulina siempre ha sido considerada como un alga, sin embargo, en realidad es una bacteria unicelular que se caracteriza por tener la capacidad de realizar la fotosíntesis, creando cadenas que forman espirales en el agua. Aunque la que consumimos proviene de aguas dulces, también vive en agua salada.

La espirulina puede contener hasta un 70% de proteína, pero además contiene otros elementos que le hacen tener un mayor valor nutricional. Es rica en clorofila, fibra, vitaminas (sobretodo D, C, B, E y betacaroteno), enzimas y mineralesm entre los que destacan el hierro, el calcio, fósforo, magnesio, cobre y zinc.

Ya sabemos que la espirulina es una de las formas más limpias de ingerir proteínas pero, además, su ingesta tiene grandes ventajas para nuestro organismo:

  • Se aconseja en dietas adelgazantes por su efecto saciante
  • Ayuda a conciliar el sueño
  • Mejora el cabello
  • Previene la pérdida de visión
  • Ayuda a reducir el colesterol

Hoy en día, la espirulina es un producto fácil de adquirir, ya que muchas firmas la están comercializando en todo el mundo. Los formatos más comunes en los que se puede adquirir son: pastillas, polvo o escamas, variando su adaptación según la forma en la que queramos ingerirla.Tiene un sabor muy característico y potente que no a todo el mundo le gusta, por lo que muchas personas optan por tomarlas en cápsulas.

La presentación en escamas tiene la ventaja de poder introducirla directamente en tus alimentos, por ejemplo en una ensalada. Su sabor es menos concentrado y no arruina el sabor del plato, de hecho le da un toque interesante de color y sabor. En el caso de la espirulina en polvo, se debe ser más cauto. Al estar presentada en un polvo fino, tenemos que tener en cuenta que su concentración es mayor; si nos pasamos de dosis, el sabor será demasiado intenso. La mejor forma de tomar la espirulina en polvo es en batido, donde podremos concentrar un gran contenido de proteínas en poco volumen.

Aquí te presentamos unos ejemplos para incorporar la espirulina en polvo a un batido:

Batido de plátano y espirulina

Introduce en tu batidora 1 plátano, medio litro de leche de avena, 2 cucharadas de azúcar de coco o el edulcorante que uses habitualmente y una cucharada sopera de espirulina. Bátelo todo bien y sírvelo.

Con este batido tendrás aproximadamente para 4 vasos.

Batido verde de mango

Introduce en tu batidora 1 mango troceado, agua al gusto para que quede líquido, 2 cucharadas de azúcar de coco o el edulcorante que uses habitualmente, dos cucharadas de hierba de trigo en polvo y una cucharada sopera de espirulina. Bátelo todo bien y sírvelo.

Con este batido tendrás aproximadamente para 3 vasos.