ENTREVISTA A ALBERTO PELÁEZ

Alberto Peláez: El campeón del “No como animales” 

En las últimas dos temporadas, Alberto ha ganado varias ultramaratones, entre ellas algunas tan prestigiosas como la Diezmildelsoplao (124km), la Tinelux Extreme (105km), y los dos años la Lavatrail de Lanzarote. Son sólo algunos ejemplos, porque su palmarés es muy extenso y cuando compite es habitual verle en el podio.

CL: ¿Qué implica para un deportista de élite llevar su ética a todos los ámbitos de su vida?

AP: Pues creo que exactamente lo mismo que para cualquier otra persona. A nivel emocional, el bienestar que se siente al ver que tu forma de actuar es acorde con tu forma de pensar es indescriptible.  A pesar  de que eres más consciente del sufrimiento al que están sometidos miles de millones de animales, al menos sientes que estás poniendo tu granito de arena para producir un cambio.

En cuanto al ámbito deportivo, lo que en un principio pensé que iba a ser una desventaja, se ha convertido en mi mejor arma; mi alimentación es más sana que nunca y he notado grandes mejoras, sobre todo a nivel digestivo, energético y de recuperación. En cuanto al calzado, no es ningún problema, ya que la mayoría de las marcas fabrican sus zapatillas sin utilizar productos de origen animal.

CL: ¿Por qué te hiciste vegano?

AP: Principalmente por respeto y amor hacia los animales. Siempre he sido un gran amante de los animales, mi madre me lo inculcó desde niño, pero, increíblemente, no había llegado a hacer la conexión entre la comida y el resto de animales. Durante un viaje a China pude ver en directo cómo vendían cachorros de perro para carne, y ese día me di cuenta de que nosotros estábamos haciendo exactamente lo mismo pero con otros animales. Al poco tiempo decidí no volver a ser cómplice de la muerte de ningún animal. Luego te vas informando y te vas dando cuenta de que hay muchas más razones; salud, consumo de agua, deforestación, contaminación, hambre en el mundo, sostenibilidad… pero pienso que el hecho de respetar la vida de un ser vivo, que es solo suya, ya es motivo suficiente para tomar la decisión.

CL: Los resultados hablan por sí mismos y en tus dos años como ultrafondista vegano, ganando diversas competiciones, nadie puede argumentar en contra de tu alimentación ¿Qué les dirías a todos aquellos deportistas y no deportistas que piensan que una dieta vegana puede ser perjudicial para el rendimiento o para la salud?

AP: Les diría que intenten tener una mente abierta  para tomar sus propias decisiones, que se informen, que prueben. Yo también pensaba que mi rendimiento iba a ser menor, tenemos muchos prejuicios fuertemente arraigados. Muchos corredores tienen muy metido dentro el mito de la proteína, pero cuando te pones a leer e investigar, te das cuenta de que tenemos todos los nutrientes necesarios en el reino vegetal.

Creo que con una alimentación vegana es más fácil mantenerte en tu peso idóneo; las digestiones son mucho más sencillas y rápidas  y el nivel de energía a lo largo del día es más constante, e incluso la incidencia de lesiones es menor. De todas formas, creo que el hecho de ser vegano  tiene más que ver con una motivación ética, de respeto. ¡Lo bueno es que además es mejor para tu salud y tu rendimiento!

CL: ¿Cuáles son las reacciones de deportistas y público cuando subes al podio con la camiseta en la que se lee: “NO COMO ANIMALES”?

AP: Principalmente han sido muy positivas. Aunque sientes que mucha gente te mira raro, en mi entorno quiero creer que he inspirado a varios deportistas, y ha sido increíble la cantidad de gente que me ha enviado mensajes de ánimo y apoyo. A mi alrededor ya somos varios corredores veganos. Marcos Nuñez, ultrafondista cántabro que empezó con esta alimentación a la vez que yo, y en Lanzarote los mejores corredores de montaña, como Fran Godoy, Rafa Rodríguez o Ángeles Clar. También mi amigo Juango Rivera, de Cádiz, y cómo no, el activista y atleta holandés Peter Jandem. Además, tenemos en la isla de Lanzarote el ejemplo de Víctor del Corral y Eneko Llanos, triatletas vegetarianos que han ganado varios Ironman.

La parte negativa también está ahí, gente que se siente atacada y trata de deslegitimarte. Pero la mayoría de las veces una queja hacia mi camiseta me ha dado la oportunidad de hablar y explicar el tema de la alimentación ética, lo que creo que es siempre positivo, y por lo menos siembras la duda en esa persona y das que pensar. Creo que la concienciación es la mejor arma que tenemos para salvar animales.

CL: ¿Qué momentos especiales destacarías de tus competiciones de ultrafondo?

La primera ultramaratón en la que participé después de haber encargado imprimir mi camiseta estaba muy cansado, por una ruta en bici cruzando los Pirineos que habíamos hecho la semana anterior, y no me encontraba nada recuperado. En los primeros kilómetros fui muy retrasado, lo que no suele ser mi forma de correr, pero sobre el kilómetro 30 me empecé a encontrar mejor, pensé en la camiseta y en lo bonito que sería subir al podio transmitiendo el mensaje de que no necesitas comer ningún animal para ganar una prueba tan dura. En ese momento alcancé un nivel de motivación casi mágico, empecé a remontar con un ritmo muy fuerte, y cuando sentí que iba a entrar primero,  pensando que lo hacía por los animales, fue el mejor momento de la carrera.

CL: Los trail y el ultrafondo de montaña están en continuo auge y te estás haciendo un hueco en el panorama nacional ¿Crees que puede ser una buena forma de promocionar la alimentación ética? ¿Te preguntan mucho de dónde sacas las proteínas?

AP: Por supuesto, creo que es muy importante la idea de transmitir que un vegano es simplemente una persona que ha decidido vivir causando el menor daño posible a los demás, y que puedes ser maratoniano, ciclista, escritor, jardinero o lo que quieras. Tu vida va a ser la misma, vas a seguir disfrutando de las mismas cosas, también de la comida. Además, en un deporte tan exigente como las ultras de montaña, demostrar que estamos al mismo nivel que el resto, da que pensar.

En los ultratrail estamos todo el día en la montaña, en la naturaleza, compartiéndola con los animales, y creo que eso te hace ser más respetuoso con ellos y su entorno.

El tema de las proteínas siempre está ahí, y lo entiendo, porque yo pensaba lo mismo. Me encanta leer sobre nutrición, así que cuando me preguntan estoy encantado de resolver dudas, dar ideas, compartir recetas….

CL: Como deportista de élite, ¿Qué papel crees que debe jugar el deporte en un momento de crisis como el actual, no solo desde el punto de vista económico, sino también social y ético?

AP: El deporte siempre ha estado ligado a unos valores: entrega, sacrificio, superación, respeto, humildad, constancia, compañerismo… que son aplicables a todos los ámbitos de la vida y que, además, desde un punto de vista ético, tienen mucho que ver con el veganismo. En el momento social que vivimos, creo que el deporte puede ayudar a mucha gente. De hecho, hay relación directa entre los tiempos de crisis y el aumento de corredores, la sensación de escape y de bienestar que te proporciona una carrera puede ser una buena receta para los malos momentos. Incluso a nivel educativo, creo que practicar deporte desde pequeño te ayuda a forjar el carácter, a luchar por tus metas y a valorar lo conseguido.

CL: ¿Cuáles son tus objetivos para la próxima temporada?

AP: Este año me gustaría probar en pruebas un poco más importantes, más largas, más duras. La primera será la Transgrancanaria, de 127 km, y también me gustaría correr la Ultratrail del Mont Blanc. El resto del calendario lo iré programando sobre la marcha, pero siempre buscando pruebas nuevas para poder seguir descubriendo nuevos paisajes y conociendo nuevos amigos. Aparte de las carreras, también tengo un proyecto en forma de reto junto con un compañero vegano, pero todavía no lo tenemos perfilado.

CL: Sabemos que tienes un blog en el que escribes, entre otras cosas, sobre la alimentación ética y el respeto a los animales, ¿Te gustaría compartir alguna reflexión con los lectores de Ethical Magazine?

AP: Bueno, una de las entradas que más aceptación tuvo fue cuando explicaba mi decisión de hacerme vegano, que por otra parte no tiene nada de especial, creo que nos pasó lo mismo a todos los veganos. Personalmente, de lo que más me arrepiento es de haber estado tan ciego tantos años, de no haber tomado la decisión antes y de cómo, considerándome un amante y defensor de los animales, inexplicablemente no había dado aún el paso al veganismo. Es increíble cómo la sociedad nos pone una venda en los ojos para que ignoremos y/o normalicemos el sufrimiento tan horrible de miles de millones de seres inocentes cada día, cómo te escudas en que no quieres sufrir viendo imágenes desagradables para no salir de tu zona de confort donde todo es fácil. Creo que tenemos la responsabilidad de conocer la verdad, de ver, de investigar qué pasa para que nuestro plato llegue a la mesa, nuestros zapatos de cuero a nuestros pies. Y una vez conocida la verdad, actuar acorde con nuestra ética y forma de pensar. Creo que si todo el mundo tuviese acceso a la información, no sería necesario llevar una camiseta que dice ‘no como animales’.