EL PODER VERDE DE LA HIERBA DE TRIG0 por Luis García

Cada vez es más habitual oír hablar de la hierba de trigo, sin embargo, aún son muchas las personas que desconocen sus propiedades y sus usos.

Foto: Steven Depolo

Foto: Steven Depolo

La hierba de trigo es la hoja verde que podemos ver antes de que la planta produzca las semillas agrupadas en sus características espigas, es decir, esa hierba de color verde intenso en los campos de trigo al inicio de la primavera.

A pesar de provenir de la semilla del trigo, no hay que preocuparse por el gluten, ya que al no haberse producido aún el grano, no lo contiene y es apta para personas celíacas o intolerantes.

A simple vista, esa hierba de color verde intenso a la que tan poco uso le hemos dado (pues del trigo solo utilizamos los granos), puede entenderse como un ingrediente de moda que no aporta energía ni nutrientes en exceso, considerándolo un simple depurativo o alimento bajo en calorías. Pero lejos de esto, la hierba de trigo es un elemento poderoso, no solo por ser depurativa y baja en calorías, sino por su gran aporte en aminoácidos esenciales, minerales, vitaminas y la poderosa clorofila. Sus innumerables beneficios para nuestro organismo la colocan en las primeras posiciones del  ranking de alimentos a incluir en nuestras recetas. Además, gracias a que se está comercializando cada vez más en todo el mundo, aumenta también la facilidad para adquirirla y el acceso a ella en diferentes soportes (fresca, en cápsulas y en polvo).

SUS BENEFICIOS

Su alto contenido en clorofila le confiere grandes propiedades depurativas, fortaleciendo y limpiando el sistema sanguíneo. Además, es uno de los alimentos con mayor poder alcalinizante, es decir, es interesante tomarla como herramienta para alcalinizar nuestros tejidos, previniendo enfermedades y mejorando nuestro sistema inmune.

También es altamente nutritiva, gracias a su gran contenido en micronutrientes, llena de vitaminas y minerales que mejoran el aspecto del cabello y la piel, dándoles más brillo y fuerza, respectivamente. Además, se ha comprobado que es una aliada contra las canas. Es tan potente, que un kilo de hierba de trigo equivaldría a 23kg de otros vegetales verdes, siendo pues recomendable para la recuperación tras padecer enfermedades, entrenamientos duros o ayunos.

Contiene todos los aminoácidos esenciales, por lo que es ideal para dietas vegetales así como para personas que practican deporte. En el caso de estas últimas, es una gran aliada para las recuperaciones musculares entre entrenamientos, gracias a que favorece la oxigenación celular.

También es muy digestiva, capaz de regular el tránsito intestinal, y mejora el mal aliento. Por su alto contenido en fibra dietética, favorece además el mantenimiento de los niveles de azúcar en sangre.

CÓMO CONSUMIRLA

Lo ideal es consumirla fresca en forma de zumo, pero se puede consumir en polvo seco, que además de mantener sus propiedades, nos permitirá tenerla en casa siempre disponible y de un modo cómodo.

La duda se plantea en cómo incorporarla a nuestras recetas y nuestra alimentación. Aquí te damos unas ideas para introducirla en tu dieta de un modo sencillo:

- Batido verde con hierba de trigo:

Normalmente, los batidos verdes consisten en mezclar una parte de fruta y otra de hoja verde; aquí te proponemos sustituir la hoja verde por hierba de trigo, o sumar a la hoja verde una cucharada de hierba de trigo.

Por ejemplo, bate en tu batidora habitual un par de plátanos con un poco de agua, una cucharada de panela y un par de cucharadas de hierba de trigo. Habrás obtenido un batido verde instantáneo con las propiedades de la hierba de trigo.Ve probando a introducirla en pequeñas cantidades hasta encontrar un sabor que te guste. Es mejor tomar pocas cantidades al día que prescindir de ella porque no nos agrada su sabor.

-Ensalada verde con hierba de trigo:

Mezcla varios tipos de hojas verdes con tus ingredientes favoritos, por ejemplo tomate y aguacate, y antes de aderezarla, introduce un poco de hierba de trigo. Mézclalo bien y, una vez que esté, hecha tu vinagreta habitual. Habrás introducido en una ensalada los poderes de la hierba de trigo, aumentando su contenido en clorofila de un modo muy simple; ahora tus ensaladas serán doblemente nutritivas.

¿QUIERES LEERLO EN FORMATO REVISTA? ¡CLICA AQUÍ!