“CONOCIENDO A LAS GALLINAS II” por María Sola

Las gallinas son una de las principales víctimas de la industria alimentaria, tanto para el consumo de carne como el de huevos. La selección genética de gallos y gallinas, les ocasiona numerosas enfermedades y trastornos que a menudo desembocan en una muerte prematura. Existen diversas formas de tratar sus dolencias y ayudarlas a recuperarse. Descubre cómo hacerlo.

POLLITOS_SITELAS GALLINAS PESADAS

Estas son las gallinas y gallos de engorde que están seleccionados genéticamente para que en 40 días pesen lo que pesarían otros pollos en la edad adulta, por ello su cuerpo y sus huesos sufren sobremanera.

En las granjas, con tan solo unas semanas de vida, ya se observan individuos con grandes dificultades respiratorias, no sólo por la concentración de aves y los altos niveles de polvo y nitrógeno en el ambiente, sino también debido a la gran cantidad de grasa que empiezan a acumular por el pienso, la elevada ingesta de comida y la condición genética. También podemos ver como pollos de pequeño tamaño presentan malfomaciones y problemas al caminar debido a su genética y su elevada tasa de crecimiento.

Cuando los animales van creciendo estos problemas se van incrementando, por ello para las personas que desean cuidarles y darles una vida digna, esto puede resultar una ardua tarea.

LA DIETA

Es clave en la alimentación de los broilers una dieta baja en grasas y rica y en verduras.

Cuando son pollitos les daremos pienso de gallinas, ya que les va a aportar calcio y vitaminas, pero se lo enriqueceremos con otras semillas y empezaremos a acostumbrarles con verduras de hoja verde.

De adultos su alimentación será en su mayoría con verduras, cuidando el aporte de calcio, y les podremos dar frutas como manzanas, melón o sandía, algunos días (tres a la semana, por ejemplo) podemos añadirles grano.

Deben comer de 2 a 3 veces al día, en función de la edad. Nunca dejaremos comida a su disposición, ya que su obsesión con comer es otra de las características por las que son seleccionados genéticamente.

ENRIQUECIMIENTO DE SU PARQUE

Tanto en gallinas ligeras como pesadas (también en otras aves) es importantísimo que su parque o parques, el lugar en el que van a vivir, tenga diferentes texturas y vayamos cambiándoselo con el tiempo. Deberán tener un sustrato suave y esponjoso que cuide sus almohadillas, tierra batida, arenas, césped, plantas y otros tipos de texturas. Esto, además, también les servirá para escarbar y darse los baños de arena que tanto les gustan.

ENFERMEDADES EN BROILERS

Broiler es la raza más popular de gallinas pesadas, por lo que nos centraremos en ellla.

Es  frecuente la muerte súbita debido al gran cúmulo de grasa en sus órganos vitales, por eso hacemos tanto hincapié en su dieta, aunque ésta no es más que una medida preventiva que solo reducirá algo la probabilidad de que esto ocurra.

Más frecuentes, pero no menos importantes, son las enfermedades en sus patas. Por un lado están las malformaciones, luxaciones y fracturas de sus patas, ya sea:

  • debido al manejo (en las granjas, al trasladarlos, son cogidos y tirados a las cajas o camiones sin ningún miramiento)
  • debido a su elevado peso (su cuerpo tiene un peso superior al que sus patas pueden aguantar)
  • o debido a alguna malformación congénita (cuando se selecciona a los individuos por ciertas características, en este caso físicas, es frecuente que sus genes les jueguen malas pasadas como puede ser la no formación de un menisco, o la mala organización o formación de sus estructuras óseas)

Estos problemas en mayor o menor medida son complejos de tratar y van a reducir la calidad de vida de estos animales y con ello su esperanza de vida. El dolor y el estrés de los tratamientos pueden sensibilizar su corazón y predisponerles a sufrir la muerte súbita que antes mencionamos.

Siempre que sospechemos de una de estas dolencias, deberemos consultar a un veterinario que, tras un estudio radiológico, nos indique el protocolo de manejo que debemos seguir.

Otro de los problemas que van a presentar en las patas son los llamadosclavos o infecciones en las plantas de sus patas. Estas se producen por los siguientes motivos:

  • Elevado peso, que presiona sus patas contra el suelo hasta el punto de desgastarlas y hacerlas más vulnerables a las infecciones.
  • Un mal sustrato en el suelo, ya sean piedras, maderas, cemento u otras texturas que lastimen sus patas, o que puedan perforarlas al andar.
  • Elevada humedad del suelo que reblandezca sus patas y suciedad que favorezca la infección.

Al igual que antes, será un veterinario el que deba evaluar el nivel de la lesión y decidir si con un tratamiento conservador de antibióticos y curas es suficiente o si es necesaria una intervención quirúrgica para limpiar la zona empezando ahí el tratamiento.

DISFRUTANDO DE SU COMPAÑÍA 

Tanto las gallinas ligeras como las pesadas son animales sociales, que van a crear vínculos con las personas con las que viven, dependiendo de sus preferencias individuales y sus experiencias anteriores a vivir con nosotros, crearán sus grupos de amistad entre ellas y con otras especies.

Aquellos individuos que proceden de granjas está demostrado que recuerdan a sus compañeras de jaula o de explotación y eligen su compañía también cuando viven en libertad, pero esto no significa que sus lazos no puedan romperse y establecer nuevos vínculos con otros individuos.

A las gallinas y gallos:

Les gusta escarbar en el suelo, tomar baños de arena, tumbarse al sol, picotear su entorno buscando nuevas texturas y sabores y compartir largas horas con sus compañeros. Esto en los centros de explotación es algo que jamás podrán hacer. No verán el sol ni los colores, en las granjas solo hay grises. No podrán tocar diferentes texturas, tan sólo el frío suelo o las rejillas. Tampoco podrán disfrutar de sus compañeros ya que por estrés lo más frecuente es que se ataquen y lastimen y tampoco tendrán madre cuando sean bebés, ni hijos cuando sean adultos.

¿QUIERES LEERLO EN FORMATO REVISTA? ¡CLICA AQUÍ!