“BOYSETSFIRE: EMOCIONALMENTE POLÍTICOS” por Carlos Vicent

Boysetsfire es una de esas bandas de clase trabajadora que se ha ganado a cada uno de sus seguidores con el modus operandi tradicional: meterse en una furgoneta, girar y tocar cada noche. Empezaron su andadura en un momento dulce para la escena del Hardcore, la década de los noventa. Dos décadas después siguen aquí, con nuevo disco y aún algo que decir.

Foto: Oskar Annermarken

A día de hoy, cuando el formato físico de la música agoniza y las ventas de discos caen en picado, puede llamar la atención que muchos artistas se hayan visto obligados a tocar más conciertos a falta de otros ingresos. Los grupos que no cuentan con el apoyo de grandes discográficas o emisoras de radio multitudinarias, lo han hecho desde siempre y siguen adelante, publicando sus trabajos y presentándolos en directo. No vivir bajos los dictados de una industria tan envenenada como la musical es, indudablemente, un posicionamiento ético. Una constante que siempre ha definido la personalidad del grupo de Delaware es su orientación abiertamente política. En Europa, el movimiento Hardcore siempre ha estado muy ligado a movimientos de lucha social, antibelicistas o anticapitalistas, pero por paradójico que pueda parecer, esto no es tan común en el país de la Coca Cola.

Después de un hiato en su actividad musical, han regresado con un nuevo batería, Dan Pelic, y un ex miembro del grupo que vuelve al bajo, Robert Ehrenbrand. En 2010, anunciaron el primer concierto de reunión en Alemania, y el pasado junio de 2013, tras siete años de silencio discográfico, la banda ha vuelto a regalarnos su genuina mezcla de Post-Hardcore con tintes Old School y Punk melódico, en formato de larga duración: While a Nation Sleeps.

La publicación del nuevo disco se vio afectada en gran medida por sus malas experiencias previas con las discográficas, a pesar de no ser ninguna de ellas multinacionales y estar especializadas en Hardcore. El resultado son cinco discos en cinco sellos diferentes: Initial, Equal Vision, Victory, Wind-up y Burning Heart. Por ello, en esta ocasión han optado por sacar While a Nation Sleeps en su propio sello, Bride Nine Records y en Europa con End Hit Records.

Cada etapa del grupo ha supuesto un paso adelante en su sonido. Si bien, en este caso, parece que se las han arreglado para escribir algunos de sus temas más intensos, como  el sencillo previo al disco “Bleed Dry”, pero dejando también espacio para su vertiente más melódica en “Never Said”. Ambas canciones cuentan con sendos clips oficiales cargados de imágenes  de denuncia sobre la explotación animal, Apartheid, violencia policial, y también de iconos de la desobediencia civil como Ghandi, Martin Luther King o las recientes  Pussy Riot. Un detalle que no pasará desapercibido es que todas las canciones del LP tienen como hilo conductor fragmentos de audio del famoso discurso final de Charles Chaplin  en “El gran dictador”. Una apuesta por el cambio positivo que no ha perdido vigencia alguna y encaja a la perfección en el mensaje del grupo.

Boysetsfire han permanecido siendo lo que eran desde el principio: Un grupo de amigos que disfrutan haciendo música como vehículo de expresión ideológica y que no entiende a una banda como forma de negocio. No es raro que todos sus miembros tengan trabajos independientes y organicen las fechas de las giras en su tiempo libre. El mundo necesita más grupos así; gente preocupada por contar algo importante, no por ser “The next big thing”.

DISCOGRAFÍA

  • Boyseysfire EP (1994)
  • This Crying, This Screaming, My Voice Is Being Born EP (1996)
  • The day the sun went out LP (1997)
  • In Chrysalis EP (1998)
  • After the eulogy LP (2000)
  • Live for Today EP (2002)
  • Tomorrow come today LP (2003)
  • The misery index: notes from the plague years LP (2006)
  • Bled Dry EP (2013)
  • While a Nation Sleeps LP (2013)

VIDEO

 

¿QUIERES LEERLO EN FORMATO REVISTA? ¡CLICA AQUÍ!