BOHEMIAN LANE por Concha López

Dulces libres de crueldad y música en vivo en pleno centro de Bilbao.

Foto: Gure Era Arkitektura

Foto: Gure Era Arkitektura

Cupcakes integrales con pepitas de chocolate y un cremoso y humeante mocaccino para disfrutar de una tarde cualquiera; un velvet de frutos rojos y nata con un té de los muchos a elegir; tartas personalizadas con los sables de Star Wars o con una bici para celebrar el cumpleaños del ciclista de la familia; música en vivo todos los domingos; y siempre un ambiente cálido y acogedor. ‘Bohemian Lane’ no es solo una pastelería, es un rincón de paz en el centro de una gran ciudad, Bilbao.

Abrieron hace solo dos meses en pleno casco viejo. Sandra llevaba dos años con Dulcemente Vegano entre manos, un proyecto que “pedía hacerse grande y cada vez tenía más demanda”, así que se unió a su amiga Naiara y abrieron el local en el que dar a degustar sus creaciones. Al elegir la ubicación tuvieron en cuenta la creciente pluralidad de esta zona del centro de Bilbao. Pequeños emprendedores le están dando un aire nuevo y diverso con locales dedicados a la moda, a la restauración, a la cultura…,“y queríamos formar parte de ello”. Además, los pocos comercios veganos que hay en la ciudad están en esta zona, así que decidieron contribuir a “crear un círculo de consumo cercano para las personas interesadas”.

Foto: Bilboshare

Foto: Bilboshare

Sin embargo, apenas un 15% de su clientela es vegana. Hay de todo, muchos curiosos… y también empieza ya a haber habituales. La acogida ha sido muy buena y, sin duda, la oferta tiene mucho que ver. En Bilbao ya hay opciones para comer libres de crueldad, pero había mucha demanda de dulce difícil de satisfacer. Bohemian Lane se presenta con todo tipo de repostería cien por cien vegetal, ecológica y casera, que se puede acompañar con cafés, infusiones y tés igualmente ecológicos, o con zumos naturales, batidos, chocolates, refrescos… “El ambiente siempre es agradable, con buena música, que incita a desconectar aunque sea un ratito del ritmo del día a día”.

Los domingos, esa música es en vivo: los acoustic Sundays. Suele ser rock, blues, folk… siempre en acústico y a capella. Sandra y Naiara se declaran melómanas y emocionadas con la posibilidad de promover la cultura de la música en vivo y la repostería ética. Quieren ser un espacio de intercambio cultural en el que haya conciertos, charlas, talleres… y, poco a poco, aumentar la oferta gastronómica, con más diversidad dulce “y alguna cosa saladita también, por qué no”.

Foto: Bohemian Lane

Foto: Bohemian Lane

De la música y de ese ambiente acogedor que querían crear les vino el nombre. Visualizaban “el movimiento hippy y bohemio de los indios americanos. Lo mezclamos sin querer con una canción de los Beatles y nos convenció”.

Bohemian Lane no solo puede degustarse en su local, también hacen tartas por encargo, incluso personalizadas, catering para eventos y mesas dulces para cualquier reunión y para todas las edades y gustos.

Bilbao crece a pasos agigantados en un consumo libre de crueldad, y para Naiara y Sandra Bohemian Lane es su forma de activismo, su forma de llegar a más gente y de demostrar que, en la alimentación, también es posible vivir de forma ética, respetando a los demás.